roturas

Por culpa de vadinho

Vadinho, digno ejemplar de hombre que añora, tiene síntomas de canal volver a consecuencia de abandonar el amniótico blogger, o sea, se pone naftalinoso, eso no quita que al leerlo me pase lo mismo, pero claro, mi ego sentencia.

Él, (vadinho), comenta sobre las añoranzas de un cenicero en particular, una fémina en general y justo me acordé:
He roto en mi vida:

  • Una puerta del baño ( aprox, no hay testigos o si pero.. el recuerdo indica que el golpe fue mio, andá a saber )
  • Un cenicero ( antes que Su, si) y creo que no le emboqué, y ese cenicero me caía re bien, se rompió todo y en muchos pedacitos.
  • La psiquis de algun/a infante que nunca entendió que yo también era normal (?)
  • Una tortuga ( experimentos de infancia, aviso, no es tan dura la caparazón )
  • Un hamster ( la cola no soporta la rosca de un alhajero)
  • Dos porteros.
  • Tres familias.

Y me anoté en el master, están todos avisados.

6 comentarios:

Mavrakis dijo...

Ponerse naftalinoso es la clase de frases que serán inmediatamente plagiadas. Por mí.

julieta dijo...

ay, sos vos tarado? ahora dudo de todo(blogspot)
A mi plagiame tranquilo, 15% y ya

vadinho dijo...

caralho! mulher perigosa.

julieta dijo...

nahh, ya no salto sobre las tortugas, no temáis.

Mavrakis dijo...

Yo soy yo, siempre soy yo, sin puntitos negros al final.

Dios, si hay algo por lo que no quiero pasar, es por esa "duda de todo" tan insoportable.

julieta dijo...

Ojo, que la duda es la base de insoportable levedad eh?