Dos - Onetti, Gilio & Dolly

Onetti, Gilio & Dolly

María Esther Gilio "Personas y personajes", Ed. de la Flor, Buenos Aires, 1974

4 comentarios:

Antoine Doinel dijo...

Hace un año murió el hijo de Onetti en Madrid. Salieron un par de notas cuando pasó y decían que también era muy buen escritor aunque opacado por la sombra de su padre.

Fideos y Fideos dijo...

Nunca fui a uruguay siempre lo pienso y lo pienso. no hay tiempo- no hay tiempo, me contesto.
En un tiempo deliraba con Zitarrosa, con su voz grave, su poesia, sus milongas milimetricas,
sus cuestiones, su conciencia de hermandad...
(suspiro)
Tantas cosas!!!

Antolín dijo...

Por dios, qué trastornado había que ser antes para escribir!

julieta dijo...

Antoine: Me quedé solo con la idea de la hija muerta, ni idea del hijo. Que buen dato ( soy curiosa )

Fide, tantas cosas !! por ej
Siempre le encontré una utilidad principal a Montevideo, los telos que no tienen turnos, no te tocan ningún timbre. Y claro, los uruguayos, a mi siempre me impactaron y etc.
Ah, algo más debe haber, no? Si, algo más había, seguro eran las llamadas.

Tigre, le suena a trastornado? más trastornado que quién?
Me parece normal, hasta en la parte en que vive en la cama años, es un ataque de pánico tercermundista. Una Agorafobia sudaca.