Los finales

La primera señal fue el viernes, el fin de Montecristo.
Egipto celebró con este fin del día y yo casi festejo con la final en Moscú, todo se volvió totalmente perfecto cuando se coló un cometa.





Perfect day


3 comentarios:

Fideos y Fideos dijo...

copadísimo

Luciana dijo...

Ayer, luego de un día perfecto, me dedicaron esta canción...
¿Vos decís que las casualidades no existen?
beso

julieta dijo...

FF: que ochentoso

Luciana, y no, no existen..